Cuida tu Bolsillo, Cómo Comer si estás de Vacaciones en Orlando


Cuando estamos de vacaciones, muchos solo pensamos en conocer y disfrutar al máximo de todas las atracciones y cosas que hay para hacer, sin preocuparnos mucho en que vamos a comer y mucho menos cuanto nos vamos a gastar. Esto suele ser el caso por los primeros días de vacaciones, hasta que te das cuenta de lo que estás pagando diariamente en comida y además empiezas a extrañar la comida casera.

Prográmate y conoce de antemano cuales son tus opciones a la hora de comer. Con algunos de estos tips podrás ahorrar algo de dinero y usarlo hacia otras compras.

 

Desayuno

En muchos de los hoteles el desayuno continental ( cereal, tostadas de pan, frutas, jugo de naranja, leche, yogurt, etc) ya está incluido en  lo que pagas por la habitación, de manera que si es así ya tienes solucionado el desayuno.
Otros hoteles en cambio ofrecen desayuno tipo buffet o a la carta. De antemano asegúrate de saber si debes pagar adicional o si ya está incluido en tu estadía.

 

Almuerzo

A la hora del almuerzo de seguro vas a estár en la calle, ya sea en uno de los parques temáticos, o de compras en los outlets. Primero que todo, cuando vayas a los parques asegúrate de irte bien desayunado, e hidratarte bien, lo vas a necesitar.

La comida en los parques es costosa y suele ser lo mismo ( papas fritas, pizza, hamburguesas, pollo frito, etc). Y después de uno o dos días ya estarás  que no quieres saber mas de comida rápida.

De manera que lleva sandwiches en porciones pequeñas e individuales, frutas, maní, galletas u otro pasaboca para que almuerzes en el parque.

Si estas de compra en los centros comerciales o outlets, estos tienen “food court”, pabellones de comida donde puedes almorzar por debajo de $10.00 por persona.

 

Cena

De seguro que después de haber estado todo el día en la calle y de haber comido a la ligera, cuando llegues al hotel estarás con ganas de comer algo delicioso y que no sea comida rápida. Si tienes un carro alquilado obviamente tendrás mas flexibilidad para movilizarte y escoger donde quieres ir a cenar. También puedes tomar un taxi o simplemente caminar hacia algún lugar que este cerca del hotel.

En los lobbies de los hoteles usualmente hay revistas promocionales gratuitas que por dentro tienen cupones de descuentos para ciertos restaurantes.

Si extrañas la comida casera hay muchos restaurantes hispanos en la ciudad que están ubicados cerca de la zona hotelera, en especial si estás hospedado  en el área de International Drive.

Y finalmente, si tu habitación  de hotel tiene nevera o  mejor aún si estás alojándote en un sitio que tiene cocina, pasa por un supermercado para abastecerte de frutas, pan, cereal, nueces, jugos, y otros alimentos que puedas consumir durante tu estadía en Orlando.

En Estados Unidos es costumbre dejár propina entre el 15% – 20% en los restaurantes.
Además de cuidar tu bolsillo presta atención a lo que comes durante tus vacaciones, pues es muy facil descuidarse y darle rienda suelta al paladar para luego arrepentirnos al llegar a casa.